Estrés en el sector de educación secundaria

Una encuesta, realizada por FETE-UGT dirigida a trabajadores de enseñanza Secundaria de centros públicos y privados concertados, grupos de discusión y entrevistas en profundidad a directores y profesores de las distintas comunidades autónomas, pone de manifiesto que un 50% del profesorado se siente estresado en su trabajo diario en las aulas. Las mujeres sienten niveles de estrés más elevados que sus compañeros masculinos.

Según la propia percepción del profesorado, las principales causas de estrés en el colectivo docente están relacionadas con problemas de comportamiento del alumnado destacando aspectos como insultos (28,80%), desconsideraciones (23,47%), o el presenciar agresiones entre alumnos (25,78%). También es significativo el estrés que siente el profesorado por la falta de apoyo de la familia del alumnado a la hora de resolver situaciones disciplinarias (29,60%).

Otros factores de estrés que señalan los resultados son mantener la disciplina al impartir clase, hacer frente a los alumnos que intentan probarte en todo momento, las agresiones físicas de los alumnos, realizar cosas con las que se está en desacuerdo, el bajo salario en relación al trabajo desempeñado o los constantes cambios que tienen lugar en la profesión.

La mala consideración de la sociedad hacia la profesión docente o el mal ambiente en el grupo de profesores es el tercer nivel de estrés

El estudio permite adentrarnos en la forma en que el profesorado trata de resolver los problemas y presiones a los que se encuentra sometido: resolución de problemas, autocrítica (autoinculpación), expresión emocional (liberar las emociones), pensamiento desiderativo (deseo de que la realidad no fuera estresante), apoyo social, reestructuración cognitiva (modificar el significado de la situación estresante), evitación de problemas (negación) o retirada social (evitar el trato con la gente).

La mayoría del profesorado piensa que afronta las situaciones estresantes de forma correcta y que se encuentra más comprendido por sus iguales que por sus familiares y amigos íntimos.

La investigación ha estudiado también el síndrome del quemado (burnout)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.